¡Únete a Nuestro Equipo de Cuidado de Fincas y Haz la Diferencia!

El trabajo en cuidados de fincas implica una variedad de tareas esenciales para el mantenimiento y la operación eficiente de una finca. Cada empleado se encarga de cuidar tanto los cultivos como los animales, asegurándose el entorno limpio y organizado.

  • Experiencia previa en jardinería: Debe poseer experiencia en jardinería, ya sea a nivel profesional o amateur. Es fundamental demostrar habilidades prácticas y teóricas en el mantenimiento y cuidado de jardines, lo cual incluye no solo la ejecución de tareas sino también la planificación y gestión de las mismas para garantizar un desarrollo óptimo del entorno verde.
  • Conocimiento básico de plantas y flores: Es esencial reconocer diversas especies de plantas y flores, y comprender cuáles son las más adecuadas para diferentes tipos de suelos y climas. Deberá saber cómo manejar las variadas necesidades de luz, agua y nutrientes de cada planta para promover su salud y crecimiento.
  • Capacidad física para realizar tareas manuales: El candidato debe estar en excelente condición física, capaz de llevar a cabo labores que demanden esfuerzo físico considerable como cavar, levantar objetos pesados y mantenerse activo en diversas posturas por periodos de tiempo extendidos sin decremento en el rendimiento.
  • Habilidad para operar herramientas de jardinería: Debe tener destreza en el manejo de herramientas de jardinería convencionales, como podadoras, tijeras de podar, palas y rastrillos, así como habilidades para operar equipos motorizados como cortadoras de césped y desbrozadoras, manteniendo siempre normas de seguridad y eficiencia.
  • Plantar, podar y cuidar plantas y árboles: La persona será responsable de la siembra de nuevas especies vegetales y la poda periódica necesaria para fomentar un crecimiento saludable. Además, deberá llevar a cabo un mantenimiento regular que incluye supervisión constante y cuidados específicos para cada tipo de planta.
  • Mantener áreas verdes limpias y libres de maleza: Deberá eliminar la maleza y mantener el césped y las áreas verdes libres de basura y residuos, asegurando que el jardín se mantenga estético y funcional para los visitantes y usuarios del espacio.
  • Regar y fertilizar el jardín según sea necesario: El riego debe ajustarse a las necesidades hídricas específicas de las plantas y el césped, mientras que la fertilización deberá ser adecuada para proporcionar los nutrientes esenciales que promuevan un crecimiento óptimo.
  • Controlar plagas y enfermedades de las plantas: Identificará y manejará efectivamente las plagas y enfermedades que puedan surgir, utilizando métodos de control ya sea naturales o químicos para prevenir daños significativos y mantener la salud general del jardín.
  • Amor y cuidado por los animales: Es imprescindible tener una profunda compasión y un compromiso inquebrantable hacia el bienestar de los animales. Esta actitud se debe manifestar en una paciencia constante y una sensibilidad al interactuar con ellos a diario, mostrando siempre respeto y consideración por sus necesidades emocionales y físicas.
  • Capacidad para trabajar al aire libre: El candidato debe estar dispuesto a desempeñar sus funciones en un entorno exterior, enfrentándose a variadas condiciones climáticas incluyendo sol intenso, lluvia o frío. Esta capacidad es crucial para mantener un alto estándar de cuidado sin importar las adversidades del tiempo.
  • Conocimiento básico de las necesidades de diferentes animales: Debe poseer un conocimiento fundamental sobre las necesidades esenciales de alimentación, hidratación, refugio y salud de diversas especies de animales que pueden estar presentes en la finca, tales como ganado, aves de corral y mascotas. Este entendimiento ayudará a proporcionar los cuidados adecuados a cada especie según sus particularidades.
  • Disponibilidad para trabajar en horarios flexibles: La flexibilidad en el horario es clave, ya que el cuidado de los animales puede requerir atención durante horas no convencionales, incluyendo mañanas tempranas, tardes, fines de semana y días festivos. Esto asegura que los animales reciban atención y supervisión continua, independientemente del día o la hora.
  • Alimentar y dar agua a los animales: Debe proporcionar alimentación y agua adecuadas a cada especie animal, siguiendo rigurosas pautas para garantizar una dieta equilibrada y saludable. Es vital entender las necesidades nutricionales específicas de cada animal para mantener su salud y bienestar.
  • Limpiar y mantener los espacios de los animales: Realizará la limpieza regular de los espacios ocupados por los animales, como corrales, establos y jaulas. Es esencial mantener estos espacios libres de desechos y en condiciones higiénicas, para prevenir enfermedades y proporcionar un ambiente seguro y agradable para los animales.
  • Supervisar la salud de los animales y reportar cualquier problema: Una observación diaria meticulosa es necesaria para detectar cualquier signo de enfermedad o lesión en los animales. Debe estar preparado para actuar de inmediato, comunicando problemas de salud a un veterinario o supervisor, para garantizar una intervención rápida y efectiva.
  • Asistir en la reproducción y cría de los animales: Participará activamente en las labores relacionadas con la reproducción y la cría, supervisando partos, cuidando de las crías y colaborando en programas de cría estructurados. Esto incluye asegurar el bienestar de los animales reproductores y sus descendientes, apoyando su desarrollo saludable y su adecuada integración en el entorno de la finca.
  • Experiencia en reparaciones básicas: Debe tener experiencia previa en trabajos de mantenimiento general, habiendo ejecutado tareas como la reparación de cerraduras, el reemplazo de tuberías dañadas, y la fijación de cercas, entre otros. Es crucial que haya demostrado habilidad en resolver problemas comunes de mantenimiento con eficacia y eficiencia.
  • Conocimiento de herramientas y equipos de mantenimiento: Es imprescindible que conozca y maneje adecuadamente herramientas manuales y eléctricas como martillos, destornilladores, llaves inglesas, taladros y sierras. Debe tener también experiencia en el uso de equipos especializados para mantenimiento, garantizando la seguridad y la correcta ejecución de las tareas.
  • Capacidad para trabajar en diversas condiciones climáticas: El candidato debe estar preparado para trabajar en exteriores bajo diversas condiciones atmosféricas, ya sean días soleados, lluviosos o fríos. Esta flexibilidad es esencial para asegurar que las tareas de mantenimiento se realicen sin interrupciones y sin comprometer la calidad del trabajo.
  • Buena condición física: Necesita poseer una buena resistencia física y la capacidad de manejar esfuerzos prolongados, como levantar y mover materiales pesados, y ejecutar tareas que requieren fuerza. Esta fortaleza es fundamental para mantener un alto rendimiento en las labores diarias de mantenimiento.
  • Realizar reparaciones menores en estructuras y equipos: Encargado de efectuar reparaciones menores en elementos estructurales como puertas, ventanas y cercas, además de reparar o sustituir herramientas y equipos que estén defectuosos. Esta responsabilidad es crucial para mantener la infraestructura y los recursos en condiciones óptimas.
  • Mantener y limpiar áreas comunes de la finca: Responsable de la limpieza y el mantenimiento de áreas comunes, como caminos, patios y espacios de trabajo, eliminando regularmente la basura y los escombros para mantener un entorno limpio y seguro para todos los usuarios de las instalaciones.
  • Realizar trabajos de pintura y carpintería básica: Deberá pintar y mantener en buen estado paredes, cercas y otros elementos estructurales, y llevar a cabo tareas básicas de carpintería como la construcción o reparación de muebles y estructuras simples. Estas actividades son esenciales para conservar la estética y la funcionalidad de las instalaciones.
  • Inspeccionar y mantener sistemas de riego y drenaje: Encargado de revisar y mantener los sistemas de riego y drenaje, asegurándose de que funcionen correctamente. Esto incluye realizar limpiezas, ajustes y reparaciones necesarias para prevenir problemas como inundaciones o deficiencias en el riego, garantizando la eficacia de estos sistemas vitales para la operación de la finca.
  • Conocimiento y experiencia en el manejo de maquinaria agrícola: Debe tener experiencia previa en el uso de maquinaria agrícola como tractores, cosechadoras, sembradoras y pulverizadoras. Es esencial entender completamente cómo funcionan estos equipos y cómo se deben operar de manera segura para evitar accidentes y maximizar su eficiencia.
    • Licencia de conducir vigente: Es necesario poseer una licencia de conducir válida que le permita operar vehículos agrícolas y, en ciertos casos, vehículos de carga que se usan dentro de la finca. Esta licencia debe estar actualizada y en regla para cumplir con las regulaciones locales e internas.
    • Habilidad para realizar mantenimiento básico a la maquinaria: Debe ser capaz de realizar mantenimiento preventivo básico, incluyendo la revisión y cambio de aceite, la lubricación de partes móviles, el ajuste de frenos y neumáticos, y la solución de problemas mecánicos simples. Estas habilidades son cruciales para mantener la maquinaria en buen estado y listas para operar cuando sea necesario.
    • Buen estado físico: Necesita tener la resistencia y fuerza física requeridas para manejar largas jornadas de trabajo durante las temporadas de siembra y cosecha, incluyendo subir y bajar constantemente de la maquinaria y manipular herramientas y partes pesadas.
    • Operar tractores y otros equipos agrícolas: Manejar de manera eficiente y segura tractores y otros equipos bajo las instrucciones del supervisor, siguiendo las mejores prácticas para maximizar la productividad y minimizar los riesgos.
      • Realizar siembra, cosecha y otras tareas agrícolas mecanizadas: Utilizar maquinaria para sembrar semillas, aplicar fertilizantes y pesticidas, cosechar cultivos y llevar a cabo otras actividades agrícolas que requieran el uso de equipos especializados.
      • Mantener y reparar la maquinaria según sea necesario: Realizar inspecciones rutinarias y mantenimiento preventivo, además de reparaciones menores, para asegurar que los equipos estén siempre en buenas condiciones de funcionamiento.
      • Transportar productos agrícolas dentro de la finca: Mover cosechas y otros productos agrícolas desde los campos hasta las áreas de almacenamiento o procesamiento dentro de la finca, utilizando vehículos adecuados y asegurando la carga de manera segura para evitar daños durante el transporte.
        • Capacidad para realizar trabajo físico intenso: Debes ser capaz de soportar largas horas de trabajo físico intenso, incluyendo levantar objetos pesados, agacharte frecuentemente y caminar largas distancias, todo ello durante periodos prolongados sin comprometer la eficacia o la seguridad.
        • Disponibilidad para trabajar largas horas durante la temporada de cosecha: Estar dispuesto a trabajar jornadas extensas que pueden incluir horas extras, fines de semana y días festivos, especialmente durante los picos de la temporada de cosecha, lo que es crucial para el éxito de las operaciones agrícolas.
        • Habilidad para seguir instrucciones y trabajar en equipo: Capaz de comprender y ejecutar con precisión las instrucciones del supervisor, colaborando eficazmente con otros miembros del equipo para alcanzar los objetivos de producción establecidos.
        • Buena condición física: Mantener un estado de salud óptimo y una condición física que te permita realizar tareas manuales repetitivas y prolongadas sin dificultad.
        • Recoger y clasificar productos agrícolas: Cosechar manualmente frutas, verduras u otros productos agrícolas, y clasificarlos según su calidad y tamaño para cumplir con los estándares de la finca, garantizando que solo los productos de la mejor calidad lleguen al mercado.
          • Empacar y preparar productos para el transporte: Embalar los productos cosechados de manera segura y eficiente, etiquetarlos correctamente y prepararlos para su transporte ya sea al mercado local o a instalaciones de procesamiento. Esta tarea es fundamental para preservar la calidad y frescura de los productos agrícolas.
          • Mantener limpias las áreas de trabajo: Es responsabilidad del ayudante de cosecha asegurar que los campos y las zonas de almacenamiento estén libres de escombros y basura, y mantener las herramientas y equipos en condiciones limpias y operativas, lo cual es vital para mantener un entorno de trabajo seguro y eficiente.
          • Reportar cualquier problema con los cultivos al supervisor: Observar detenidamente los cultivos durante la cosecha y notificar inmediatamente cualquier signo de enfermedades, plagas o daños al supervisor para tomar medidas correctivas a tiempo y prevenir pérdidas significativas.
          • Experiencia en gestión de almacenes o bodegas: Debes tener experiencia previa trabajando en la gestión de almacenes o bodegas, con habilidades comprobadas en la recepción, organización y despacho de productos y suministros. Esta experiencia es crucial para asegurar una operación eficiente y efectiva del almacén.
            • Conocimiento básico de inventarios y almacenamiento: Es esencial entender los principios básicos de la gestión de inventarios, que incluyen el seguimiento, control y reabastecimiento de productos. Este conocimiento asegura que siempre haya suficiente stock disponible para satisfacer las necesidades operativas sin excederse en almacenamiento innecesario.
            • Capacidad para levantar objetos pesados: Debes estar en buena condición física, capaz de levantar, mover y organizar productos y suministros que puedan ser pesados o voluminosos. Esta habilidad es importante para manejar la mercancía sin riesgo de lesiones y para mantener el flujo de operaciones del almacén.
            • Habilidades organizativas: Tener habilidades sólidas para mantener el orden y la organización en el almacén es fundamental. Esto incluye asegurar que todos los productos estén correctamente etiquetados y almacenados en lugares accesibles para facilitar su acceso y control.
            • Recibir y organizar productos y suministros en el almacén: Supervisar la recepción de productos y suministros, verificar su cantidad y calidad, y organizarlos de manera adecuada en el almacén según las categorías y espacios designados. Esta función es clave para mantener un inventario preciso y accesible.
              • Mantener registros precisos de inventarios: Actualizar y mantener registros detallados de los inventarios, empleando sistemas manuales o computarizados. La precisión en el seguimiento de los productos disponibles es vital para la gestión efectiva del almacén y para evitar discrepancias de stock.
              • Preparar pedidos y despachos de productos: Recibir y procesar órdenes de productos, seleccionar y empacar los artículos solicitados y preparar los despachos para su entrega puntual y correcta. Esta responsabilidad asegura que los clientes reciban sus productos a tiempo y en buenas condiciones.
              • Mantener el almacén limpio y ordenado: Asegurarse de que el almacén esté siempre limpio, ordenado y libre de obstáculos. Realizar tareas regulares de limpieza y reorganización es esencial para mantener un entorno de trabajo seguro y eficiente, lo cual es crucial para la operatividad del almacén y la seguridad de los trabajadores.

              Estamos buscando personas responsables y trabajadoras para unirse a nuestro equipo en el cuidado de fincas. Ofrecemos oportunidades en diversas áreas, incluyendo jardinería, cuidado de animales, mantenimiento general, operación de maquinaria agrícola y apoyo en la cosecha.

              Si está interesado en esta convocatoria de trabajo de acuerdo con las vacantes descritas, puede solicitar el siguiente enlace en su país: Perú / Colombia / México / Ecuador / Uruguay / Costa Rica

              Deja una respuesta

              Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

              error: Content is protected !!